Albaricoques: un tentempié saludable

Los albaricoques son frutas de hueso redondas con un diámetro de cuatro a ocho centímetros. Cuando están maduras, tienen un color anaranjado y un sabor entre dulce y amargo. En el Tirol del Sur y en el sur de Alemania también se les llama albaricoques. Crecen en pequeños arbustos o árboles.

La fruta dulce ya era conocida en la antigüedad

Hay diferentes opiniones sobre el origen exacto de los albaricoques. Algunos investigadores los sitúan en Armenia, otros en China y otros en la India. Los científicos coinciden en que esta fruta dulce se consume desde hace varios miles de años. En la actualidad, los albaricoqueros se cultivan principalmente en Turquía, Italia y España, pero también en Austria y Suiza.

Proveedor de minerales y vitaminas

El albaricoque contiene una variedad de minerales y oligoelementos saludables. Entre ellos figuran sobre todo el hierro y el potasio, así como las vitaminas del grupo B, el ácido fólico, el betacaroteno, el licopeno, la niacina y el ácido pantoténico. Gracias a esta composición, los albaricoques tienen un efecto positivo sobre la piel y las mucosas, favorecen la formación de sangre y estimulan la digestión. También son un medio adecuado para drenar el cuerpo, ayudan contra las piernas gruesas y alivian el sistema cardiovascular. El ácido fólico que contiene es especialmente valioso para las mujeres durante el embarazo.

Se disfrutan mejor muy maduros o secos

Los albaricoques contienen la mayor cantidad de vitaminas cuando se consumen muy maduros. Deben tener un sabor dulce y no estar aguados. Las frutas maduras pueden conservarse en el frigorífico hasta una semana. Otra opción es comprar la fruta seca. Incluso así, sigue aportando al cuerpo una variedad de ingredientes saludables.

Los albaricoques ayudan a perder peso de forma saludable

La fruta es muy importante para una dieta sana y variada. Los albaricoques son una variante adecuada y pueden comerse entre medias sin ningún problema. Aportan al organismo importantes vitaminas y pueden estimular el proceso de pérdida de peso, ya que favorecen la digestión. Se recomienda un albaricoque al día, aunque también se puede consumir alternativamente con otras frutas. Por supuesto, tampoco es un problema comer varios albaricoques en un día.

purothek

purothek

Unsere Beauty- und Pflegeexperten unterstützen Sie jederzeit mit aktuellen Tipps und Hintergrundinformationen zum Thema Naturkosmetik.

Dejar una réplica

Nuestros NFT

Entradas recientes

Carrito de compra